Ayuda de 430 euros al mes para los jóvenes

El Gobierno prepara una ayuda de 430 euros al mes para los jóvenes a los que se les haga un contrato para la formación y el aprendizaje en el marco del programa europeo de la Garantía Juvenil, en sus líneas generales, dibuja una fórmula de cofinanciación salarial por la que empresarios y estado se reparten casi a medias el coste de proporcionar un salario digno al empleado.

Todo, porque esa figura contractual, pensada para los menores de 30 años sin titulación, permite al empleador pagar al trabajador durante el primer año de vigencia del contrato un 75% del Salario Mínimo.

 

Como el salario mínimo está en 707 euros al mes, eso supone una retribución de 530 euros mensuales; los 430 que facilitaría además el Gobierno supondrían por tanto un 45% de una retribución total de 960 euros al mes.

 

75% del Salario Mínimo Interprofesional 530 euros
Ayuda del Gobierno 430 euros
TOTAL 960 euros

 

El contrato para la formación y el aprendizaje estaba pensado originalmente para jóvenes menores de 25 años sin titulación que compatibilizarían empleo con formación orientada a conseguir un certificado de profesionalidad

La formación se puede realizar en la propia empresa o en centro acredita para tal fin. El tiempo de formación es como máximo el 25% del tiempo en el primer año, y el 15% en el segundo y en el tercero (la duración máxima del contrato son 3 años).

El descenso de un 80% en la firma de estos contratos viene por la imposibilidad de dar formación, los requisitos para acceder a ella, siguen siendo muy poco flexibles y la formación está siendo poco accesible, perjudicando a empresarios, a trabajadores y a docentes.

Por tanto, la medida anunciada por Fátima Báñez en Luxemburgo es un nuevo intento de relanzar en España la Garantía Juvenil, el programa europeo para lograr que los jóvenes parados cuenten con empleo o formación, que lleva en activo desde 2014 sin producir grandes resultados.

En diciembre pasado se cambió la ley para incorporar automáticamente al sistema básicamente a todos los parados menores de 30 años que se apunten al paro, lo que ha permitido pasar en 6 meses de 400.000 a 600.000 inscritos.

Un volumen de parados muy importante, a los que la medida podría ayudar, si se adaptase el modelo de formación a la realidad.