3 claves para realizar formación bonificada adecuadamente

La bonificación de la formación

  1. Cómo debe ser la formación para poder bonificarla

La formación bonificada permite que las empresas formen a sus trabajadores a coste cero.

No vale cualquier tipo de formación, debes revisar que cumple los siguientes requisitos:

  • El curso debe guardar relación con el puesto de trabajo que desempeña el trabajador o la actividad de la empresa. 
    También se admite solicitar formación transversal, como puede ser idiomas o informática. Es decir, aquella que sirve para desarrollar competencias básicas que se pueden precisar en todo tipo de negocios. Si la temática del curso no guarda relación o no es transversal, no se puede bonificar en los seguros sociales. La duración deberá ser superior a 2 horas lectivas, y no se considerarán los congresos o jornadas como acciones formativas bonificables.
  • El centro de formación debe ser un centro acreditado por el Servicio Público de Empleo Estatal y/O inscrito en el registro de entidades impartidoras de especialidades formativas y disponer de formadores aptos. IPS, SL disponemos de dicha acreditación, y además también estamos inscrito en el fichero de especialidades. Somos un centro formado por tutores especializados y con competencia en Docencia para la Formación Profesional para el empleo.
  • No aceptes cursos que te ofrezcan regalos o servicios junto con la formación.
    El regalo te puede costar más de 6.000 euros de sanción, es una práctica totalmente prohibida, perseguida por FUNDAE.

Requisitos del trabajador para la bonificación del curso

  1. Requisitos del trabajador que realice un curso bonificado

En el momento que decides la bonificación del curso, el trabajador debe ser el idóneo para poder bonificar el curso y además, éste deberá ser informado sobre sus obligaciones respecto a la formación contratada. A continuación te resumimos los datos más importantes a tener en cuenta:

  • El trabajador deberá estar contratado en Régimen General bajo el CIF de la empresa. 
    Suele ser uno de los errores más habituales. El trabajador deberá estar dado de alta en el momento en que solicites el curso y durante su realización. Y la bonificación sólo se podrá aplicar bajo el CIF al que éste aparezca asociado. Por el momento, sólo los trabajadores en régimen general pueden hacer esta formación, está previsto que los autónomos puedan hacerlo en un futuro, pero a día de hoy todavía no es posible.
  • El trabajador debe estar interesado en realizar el curso y saber que, al ser un curso bonificado, se compromete a cumplir con el rendimiento mínimo exigido por FUNDAE. Si la formación es online, deberá acceder al aula virtual al menos un 75% de la duración del curso. Y en todo caso, siempre realizar y entregar todas las tareas, controles o pruebas de evaluación del curso.
  1. Datos que debes solicitar antes de bonificar un curso

Antes de aplicar la bonificación por el curso, te recomendamos asegurarte sobre los siguientes datos y así evitar futuros requerimientos por parte de FUNDAE reclamando las bonificaciones.

Datos que debes solicitar antes de la bonificación

  • La empresa debe estar al corriente en sus pagos a Hacienda y Seguridad Social. Las crecientes exigencias en materia de plazos por parte de la administración pueden generar este tipo de situaciones, está siendo bastante habitual. Y si una empresa está en esta situación, no va a poder bonificar la formación. Por este motivo, es recomendable solicitar un Certificado sobre la situación de deuda, incluso antes de solicitar el curso.
  • El rendimiento formativo del trabajador debe ser el adecuado para bonificar el curso. Si el trabajador no ha hecho la formación, no debes aplicar la bonificación, porque te va a llegar un requerimiento en un futuro, casi con toda seguridad. Para evitar esto, puedes solicitar al centro de formación un certificado de aprovechamiento de la formación realizado por el alumno.
  • Porcentaje de co-financiación que corresponde a la empresa y cómo va a aportarlo.  Las empresas de 5 o menos trabajadores están exentas de aportar co-financiación. Si la empresa tiene una plantilla superior, esta cantidad va a variar en función del número de trabajadores. Será un porcentaje sobre el importe total a bonificar. Podrá aportarse económicamente o compensarse con el coste de tener al trabajador formándose en horario laboral durante un tiempo determinado. Tanto una opción, como la otra, deberán indicarse en la plataforma de FUNDAE.

 

IPS SL,  te ofrece un amplio catálogo de acciones formativas bonificables diseñadas para el cumplimiento de las exigencias de la normativa vigente y FUNDAE.