Entradas

Cambio Horario. Vuelta al horario de invierno

Vuelta al horario de invierno

El domingo de madrugada, tendremos cambio horario, a las 3 serán las 2. Este proceso que se repite cada año en octubre, de forma inversa al cambio de marzo.

Cambio horario en la Unión europea

El motivo que se argumenta es que se produce un ahorro energético (es algo que no está del todo claro). La sociedad lo tiene asimilado como una tradición, más o menos como las uvas de noche vieja. Aparte del supuesto ahorro energético el cambio de hora tiene impacto en nuestra vida y en nuestro organismo.

Podemos considerarlo como una especie de pequeño jet lag. El efecto es el mismo que si desde la península nos desplazamos a Canarias, Portugal o Gran Bretaña.

La mayoría de la gente se adapta bien a estos cambios, pero hay colectivos especialmente sensibles.

¿Quiénes son los principales perjudicados?

Siendo estos efectos ligeros, son los niños quienes más sufren las consecuencias, aunque el cambio de hora de primavera es el más complicado.

Cambio horario en la Unión europea. Los niños los más afectados

Los niños tienen pautas de comportamiento estrictas, tanto más, cuanto más jóvenes son. La percepción de una hora para un niño es más larga que para un adulto. El resultado es que se ven muy afectados, provocando comportamientos irritables, falta de atención y concentración.

Parece que los cambios de horario y de sueño provocan también un aumento en los accidentes de trabajo y de tráfico., Los días siguientes a los cambios de horario se producen un mayor número de accidentes.

¿Cuándo será el último cambio horario?

El pleno de la Eurocámara ha respaldado -por 410 votos a favor, 192 en contra y 51 abstenciones- retrasar a 2021 la eliminación del cambio de hora bianual en la Unión Europea y no en abril de 2019 como planteó inicialmente la Comisión Europea.

Según los plazos contemplados por la Eurocámara, a priori, en los países que quieran quedarse con el horario de verano los ciudadanos cambiarían por última vez el reloj en marzo de 2021 y en octubre de 2021 si sus países se decantan por el horario de invierno. Los países deberán comunicar a Bruselas para abril de 2020 el uso horario que quieren tener.

Cambio de hora el 28 de octubre de 2018

Llega el cambio de hora

Ya quedan pocos días para cambiar los relojes otra vez. Este domingo 28 de octubre volvemos al horario de invierno. En concreto, el cambio se hará en la madrugada del sábado al domingo. A las 3:00 horas del domingo 28 serán las 2:00 horas. En Canarias el cambio será a las 2:00 horas, que pasará a ser la 1:00 horas.

Cambio de hora. banderas

Este horario de invierno 2018 se establece debido a la «Directiva Comunitaria del Cambio de hora» en vigor desde la década de los 70 que acuerda que el cambio horario de verano a invierno se lleve a cabo el último domingo de octubre en todo el continente europeo. Dicha normativa actualmente es obligatoria y busca un ahorro energético que siempre ha estado en entredicho.

Tanto es así la Comisión Europea ha propuesto su eliminación en el 2020, aunque  la iniciativa deberá ser votada por los países de la UE.

El Gobierno español está en principio de acuerdo con la postura de la U.E, y ha creado una comisión de expertos para estudiar las consecuencias que tendría la supresión del cambio de hora a partir de marzo de 2019. Así que es muy posible que este cambio pueda ser el último cambio de hora invernal que tengamos que hacer.

Sin embargo, la medida institucionalizada del cambio horario tiene su historia. La costumbre de retrasar los relojes en octubre y adelantarlos en marzo tomó forma en el 1974 para, en principio, tratar de obtener un mayor beneficio de la luz solar y por lo tanto que descendiese el consumo eléctrico debido a la primera crisis del petróleo.

Cambio de hora. Mapa Europa

Sea como fuere, a partir de la madrugada de este domingo nuestro país vuelve a la «normalidad» horaria. Un huso horario de una hora por delante que la que marca el meridiano de Greenwich.

El cambio afectará a varios Estados de UE:

Reino Unido, Portugal e Irlanda volverán al horario del Meridiano de Greenwich (GMT).

España, Austria, Bélgica, República Checa, Dinarmarca, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Luxemburgo, Eslovaquia, Polonia, Croacia, Malta, Eslovenia, Suecia y Holanda ajustarán sus relojes en GMT+1.

Bulgaria, Chipre, Estonia, Finlandia, Gracia, Letonia, Lituania y Rumanía pondrán su hora en GMT+2.

¿Dormiremos una hora más o menos?

Cada último fin de semana de octubre, coincidiendo con la madrugada del sábado al domingo a las 3.00h, entra en vigor lo que se conoce como horario de invierno. En 2015 el cambio se realiza el domingo 25 de octubre, cuando a las 3.00 horas de la madrugada, las agujas retrocederán hasta las 2.00. De este modo, dará comienzo esta nueva temporada en la que los días serán más cortos (porque anochecerá antes) y, por tanto, la luz natural escaseará más. El domingo día 25 tendrá 25 horas por lo que se dormirá más.
Recuperamos de esta forma lo que se considera la hora oficial de España, aquella que nos corresponde por nuestra posición en el globo terráqueo, y que consiste en ir 1h por delante del Tiempo Universal del meridiano 0º (GMT), el meridiano de Greenwich, y que abandonamos a finales de marzo al adoptar el horario de verano, con 2h por delante del GMT. Por tanto recuerden que la madrugada del próximo sábado al domingo deberán atrasar su relojes una hora:
¿Afecta este cambio de hora a nuestra salud?
Según los expertos los efectos sobre nuestro cuerpo son escasos, y no suelen ir más allá de sentirnos más cansados e incluso irritados durante tres o cuatro días, mientras los ritmos circadianos, ciclos de alrededor de 24 horas en los que los órganos cumplen sus funciones, se reajustan. Podríamos decir que el cambio de hora afecta a nuestro organismo de manera parecida al jet lag, eso sí de una sola hora. En el cambio de hora de marzo es como si viajáramos hacia el este al perder una hora, mientras que en el de octubre es como si lo hiciéramos hacia el oeste al ganar una hora. Si alguna vez han realizado un viaje largo en avión sabrán que es más difícil aclimatarse tras un viaje hacia el este, o sea a la pérdida de horas, con lo que el cambio de hora de primavera nos afecta más en este sentido que el de otoño.
En resumidas cuentas, no olviden atrasar sus relojes en la madrugada del sábado al domingo, y mírenlo por el lado positivo: este fin de semana, tendrán una hora más para disfrutarlo…el que no se consuela es porque no quiere.