¡HEROES DE EUROPA, DUEÑOS DE NUESTRO DESTINO!

En un gran partido, España gana su tercer oro europeo frente a una selección de Lituania (80-63). España OTRA VEZ CAMPEONA DE EUROPA de baloncesto. Pau, el trabajo colectivo, la unidad del grupo y la ausencia de egos devuelven el trono continental

-

“Dueños de nuestro destino”

El Rey; que siguió el partido desde el palco, acompañó a los campeones en la victoria, bajó a la cancha de Lille para coronar a los campeones, que recuperan el oro que hace dos años les quitó Francia y que hace de España el mejor equipo continental de la última década.

El único enemigo fue ayer el verse con tanta ventaja que invitaba a bajar las armas y disfrutar de la victoria. Las agónicas eliminatorias que frente a Grecia y Francia tuvo que superar España para alcanzar la final del Eurobasket dieron paso a la paliza.

Este triunfo sitúa de nuevo en lo más alto a la mejor generación que ha dado el baloncesto español, con Pau Gasol como su líder indiscutible, que a sus 35 años ha soltado en este campeonato algunos de los mejores partidos de su vida, hilo conductor de todo este ciclo glorioso del baloncesto español, que también ha sido factible por tantos otros buenos jugadores, otros que entraron sobre la marcha y uno, el capitán, Felipe Reyes, que también está desde el principio. Todo amalgamado por Pepe Sáez. Un ciclo largo y magnífico y un oro muy oportuno.

-

A sus 35 años, el pívot deja para el recuerdo los 40 puntos de la inolvidable semifinal contra Francia.

Es cierto que ha habido altibajos, pero más cierto es que cuando la Selección se ha puesto a jugar ha demostrado que no hay nadie en el continente que pueda estar a su nivel. Las dudas que se generaron demasiado pronto por parte de algunos no tenían ningún sentido y lo de Pau Gasol es un caso aparte.

Lituania era un rival complicado, pero el planteamiento de Sergio Scariolo ha sido perfecto.

España ha aparecido en el partido con un grado de concentración que sólo podía terminar en algo bueno. Todo el mundo ha sido capaz de dar un paso adelante y ha habido muchos jugadores a un nivel espectacular. Rudy, hasta que ha caído lesionado, ha estado soberbio. Felipe Reyes ha hecho un torneo maravilloso. Pau Ribas ha seguido al nivel que ha mostrado durante todo el campeonato y Llull ha emergido al final de forma sobresaliente.

Pero hay que volver a Pau. Su torneo es la prueba de que no se ha acabado ningún ciclo, de que sigue estando en la súper élite y que sigue habiendo presente y futuro. Siempre que se le ha necesitado ha aparecido y lo ha hecho de una forma estruendosa durante todos los cruces. ¡Felicidades de corazón para el equipo, para el cuerpo técnico, para todos.!