Reskilling’ y ‘upskilling’. La plantilla en la era de la transformación digital

Reskilling’ y ‘upskilling’. La plantilla en la era de la transformación digital

En la actual revolución digital, surgen nuevas ocupaciones fundamentadas  en tecnologías como el Big Data o la Inteligencia Artificial.

Estas nuevas actividades crecen a un ritmo que le mercado laboral no puede atender.

Con el fin de acortar el gap que se produce entre la oferta y la demanda de estas actividades,  las empresas se ven obligadas a preparar a sus empleados dándoles formación para optimizar sus funciones o ‘upskilling’ o para reciclarlos a una nueva función  ‘reskilling’. En que se beneficia la empresa con estas tendencias

Como citamos anteriormente el mercado laboral no puede atender  el ritmo de la revolución digital, así lo aseguran consultoras estratégicas como McKinsey & Company.

Por lo que en   los próximos años nos encontraremos con falta de personas preparadas para estos desempeños

Imagen del Big Data digital

QUÉ ES EL ‘RESKILLING’ Y EL ‘UPSKILLING’. DIFERENCIAS

El Big Data, analiza datos masivos para encontrar soluciones más convenientes por lo que  cada vez tienen mayor importancia para las empresas (incluso en el mundo del fútbol se están empezando a emplear).

Tecnologías como el Big Data, que permite a los expertos en este campo analizar datos masivos para encontrar soluciones novedosas, tienen cada vez mayor importancia para las empresas.

Pero, aun  no hay suficientes analistas de datos para `completar la demanda requerida.

La situación es similar en tecnologías: como la Inteligencia Artificial o el Internet de las cosas. Aquí es donde el reskilling y el upskilling participan preparando a los empleados

La diferencia entre ambos conceptos está en el objetivo de la formación:

  • Mientras el upskilling busca enseñar a un trabajador nuevas competencias para optimizar su desempeño.
  • El reskilling, también conocido como reciclaje profesional, busca formar a un empleado para adaptarlo a un nuevo puesto en la empresa.

En líneas generales, se dice que el primero crea trabajadores más especializados y el segundo más versátiles.